Actualidad Huancavelica

Reporte: Comunidades de Huancavelica no cuentan con recursos para sostener a retornantes de ciudades

Fecha del informe : 05/07/2020
Lugar: Distrito de Nuevo Occoro de la provincia de Huancavelica. Región Huancavelica.
Informante: Alberto Gonzáles, ex alcalde de la Municipalidad de Nuevo Occoro.

Según información del  Centro Salud de Nuevo Occoro, distrito de Huancavelica, un promedio de 210 personas -entre adultos y niños-  equivalente a entre 15 y  20 % de la población de esta localidad, regresaron a sus comunidades desde las ciudades entre los meses de marzo, abril y mayo, a consecuencia de la emergencia sanitaria por el coronavirus.  Recordemos que según la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Huancavelica, el 49.4 % de las personas que retornaron a sus regiones de origen con motivo de la pandemia,  tuvo como destino esta región1.

“Los hermanos retornantes, se incorporan al seno de la familia y a sus quehaceres, de la comunidad, esto significa por el momento el incremento de la carga familiar y por consiguientes la falta de alimentos, más espacio en la vivienda,  mayor consumo de servicios de agua, electricidad, alimentos entre otros”, informa Alberto Gonzáles, ex alcalde de la Municipalidad de Nuevo Occoro.

.

“Las siembras en las chacras y la crianza de animales disminuyeron estos últimos años porque no se tenía en cuenta la llegada de los migrantes, por lo tanto, la cantidad de alimentos hoy no es suficiente para cubrir la necesidad de los hermanos retornantes. A esto se suma que las cosechas ya no son abundantes con el cambio climático y otros factores adversos a la agricultura y ganadería”

Alberto Gonzáles, ex alcalde de la Municipalidad de Nuevo Occoro.

.

Un ejemplo de esta crítica situación es el caso de Andrea Asto, Viuda de Morán, comunera de la comunidad de Nuevo Occoro. Esta pandemia trajo como consecuencia que sus cuatro hijos -que vivían en Huancayo- retornen a la comunidad con sus familias. Hoy en día, en  el hogar de la sra. Asto hay seis personas más que alimentar, pero la sra. Asto  y su conviviente sólo habían sembrado para consumo de ambos, incluso sus hijos le habían propuesto no sembrar porque la chacra “es muy pesada para su salud”. 

Ahora los hijos -que nunca pensaron que una situación como la pandemia iba a suceder y ya se habían olvidado de la agricultura- se encuentran en una necesidad imperiosa de hacer producir la chacra y mejorar la producción. Esa es la situación que están viviendo muchísimas familias en Huancavelica, informó Gonzales.

(1) Ver noticia de Agencia Andina


Este reporte ha sido recogido como parte de una iniciativa del CEPES para el monitoreo de información con el objetivo de facilitar herramientas a comunidades rurales para enfrentar la crisis de la COVID-19 y, simultáneamente, visibilizar y analizar los procesos sociales y económicos en el campo para anticipar posibles escenarios de la (in)seguridad alimentaria. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de Pan para el Mundo, Diakonía, la International Land Coalition y Eclosio.

A %d blogueros les gusta esto: