Opinión

Elecciones 2021: ¿Qué proponen los partidos políticos sobre cuestiones ambientales?

Por Beatriz Salazar*

.

El Perú atraviesa una crisis ambiental que  amenaza con socavar la viabilidad del país. En el Perú existen 17.6 millones de hectáreas de ecosistemas degradados, 535 especies están amenazadas, se han perdido 2,284,889 hectáreas de bosques entre 2001 y 2018, los pasivos ambientales mineros sumaron 8,791 en 2018, y en 2019 se descargaron 263 millones de m3 de aguas residuales sin tratamiento[1]. ¿Qué proponen los candidatos a la presidencia para enfrentar esta crítica situación? 

Revisamos los planes de gobierno de Acción Popular (AP), Victoria Nacional (VN),  Renovación Popular (RP), Juntos por el Perú (JP) y Fuerza Popular (FP) en  siete  temas prioritarios: agua, suelos, biodiversidad y ecosistemas, contaminación, institucionalidad, cambio climático  y bosques.  

.

Agua

 La disponibilidad hídrica actual y futura está en riesgo. La superficie glaciar se ha reducido en 51.1 % desde 1962. El 50% de los recursos hídricos incumplen uno o más estándares de calidad  y 7,5 millones de personas consumen agua para beber sin la calidad apropiada[2].

Ante esta problemática, las propuestas contemplan  el afianzamiento hídrico de las cuencas con medidas como siembra y cosecha de agua (FP,VN), recuperación de ecosistemas hídricos y retribución por servicios ambientales (AP), una red de monitoreo y control para las cuencas y fuentes naturales de agua (JP) o mejorar la institucionalidad para un eficiente manejo técnico de las cuencas (RP). Todo esto nos parece positivo, pero estas medidas deben tener una visión territorial basada en acuerdos entre los usuarios del agua en las cuencas, subcuencas y microcuencas, enmarcados en procesos de ordenamiento territorial [3] que solo son mencionados por JP y AP. Asimismo, requieren contar con información sobre la disminución de la cantidad o alteración de la calidad del agua en todo el país, lo cual solo ha sido previsto por JP.

También hay propuestas restrictivas y sancionadoras como  combatir la sobreexplotación (AP, VN), zonificación de la producción según huella hídrica (VN) o  penalizar a los transgresores (RP). Pero el éxito de estas propuestas depende de la voluntad política para priorizar la sostenibilidad antes que la promoción de la inversión, sobre todo en la agroexportación en la costa donde se sobreexplotan los acuíferos. En este sentido, preocupa que RP plantee la irrigación de zonas desérticas.

Asimismo, se propone crear una Autoridad  de Cuencas  y reforzamiento del Consejo Nacional del Agua (RP), así como procedimientos administrativos simplificados para autorizaciones de uso de agua (FP), lo que hay que evaluar cuidadosamente pues no todos los requisitos que exige el Estado para otorgar autorizaciones son superfluos, algunos son necesarios para salvaguardar la sostenibilidad de los recursos hídricos.

.

Suelos

El Perú tiene 3.9 millones de  hectáreas desertificadas y 30.5 millones de hectáreas en proceso de desertificación[4].   Sin embargo, la problemática de los suelos no llama la atención de los candidatos. Sólo VN plantea medidas concretas con programas de estabilización de suelos en las partes altas de las cuencas y agroforesteria para recuperar suelos degradados, y evitar que el suelo se salinice por descargas intensas de agua. 

Los planes de gobierno deberían tener en cuenta que las propuestas para enfrentar la salinización y la degradación están vinculadas con las políticas de ampliación de frontera agrícola, especialmente en la costa donde la implementación de grandes proyectos de irrigación ha promovido el uso excesivo de agua para riego, provocando la salinización de los suelos. La masificación del uso de agroquímicos también ha contribuido a la contaminación de los suelos agrícolas. El objetivo de reducir la degradación de suelos no se logrará si no se enfrentan integralmente estos factores. Asimismo, es necesario contar con información a nivel nacional sobre el deterioro físico y químico del suelo, que tampoco es tomado en cuenta en los planes de gobierno[5].

.

Biodiversidad y ecosistemas

Se estima una superficie degradada de ecosistemas fuera de las áreas naturales protegidas (ANP)a nivel nacional de 15.7 millones de hectáreas [6].  Los ecosistemas terrestres están amenazados por la deforestación. expansión de la frontera agrícola, ganadería, urbanización y por grandes obras de infraestructura; así como la sobreexplotación de la flora y la fauna [7].

¿Qué proponen los candidatos al respecto? VN plantea reconocer zonas de agrobiodiversidad y agricultores conservacionistas y  elevar el nivel de resiliencia en cada ecosistema. JP propone promover la protección de los valles y ecosistemas frágiles de los territorios urbanizados, especialmente las lomas y la  restauración de ecosistemas. RP plantea un agro libre de transgénicos, evitar la degradación de ecosistemas,  frenar la destrucción y tráfico ilegal de la diversidad biológica y colocar al Perú como potencia en las aplicaciones de su biodiversidad. AP hace una mención general a proteger los ecosistemas y aprovechar la megadiversidad en armonía con el ambiente.

Pero para que las propuestas no queden en buenas intenciones, es necesario contar  con estudios especializados sobre los factores que afectan la salud de los ecosistemas. También se requiere  frenar los factores que impulsan la degradación, como la sobreexplotación de recursos, el cambio de uso del suelo, la contaminación y la introducción de especies exóticas. Asimismo, son necesarias medidas -preferentemente de infraestructura natural- para la recuperación de la calidad del agua, suelos y de la biodiversidad, así como fortalecimiento de capacidades en los tres niveles de gobierno y desarrollar acciones de seguimiento.

Asimismo, se recomienda la creación de nuevas áreas naturales protegidas (ANP) que constituyan una muestra representativa de los ecosistemas del país, cumpliendo así con compromisos internacionales como el Convenio de Diversidad Biológica y las Metas Aichi. Un avance sería la la creación de la Reserva Nacional Mar Tropical de Grau que aún no se concreta por la oposición de sectores que temen que la explotación petrolera se vea obstaculizada si se crea la ANP.  También se requiere que las ANP constituidas cuenten con vigilancia y control adecuados. Al año 2019,  95.71% del total de hectáreas de las ANP registraba vigilancia y control inadecuados. [8]

.

Contaminación

Según el Minem, a enero de 2020 había 8,448 pasivos ambientales de  minería y 3,389 de hidrocarburos. Pero la contaminación no se limita a la minería. Según un estudio del año 2013, aproximadamente 13,300 personas murieron en el Perú por problemas de salud ambiental [9]. Las actividades industriales y agrícolas, entre otras, también contaminan.

La mayoría de planes de gobierno aborda esta problemática. JP ofrece remediar los pasivos ambientales de mayor riesgo para la salud de las personas. RP propone modernización de la minería con respeto al medio ambiente y compatible con la agricultura. VP plantea un “Plan Nacional de Reducción de la Contaminación Atmosférica”, RP  plantea mitigar el impacto de los residuos sólidos y líquidos propios de la pesca.

Sin embargo, las medidas aisladas no bastarán para frenar la contaminación. Se requerirá un enfoque integral que contemple crear incentivos y sanciones para facilitar el cumplimiento de los límites máximos permisibles y los estándares de calidad ambiental y asignar más presupuesto a la fiscalización ambiental. 

.

Institucionalidad

La institucionalidad ambiental enfrenta problemas que limitan su eficacia. La transferencia de competencias a los gobiernos regionales y locales ha tenido resultados desiguales [10]. Las entidades del Sistema Nacional de Gestión Ambiental enfrentan una deficiente sistematización, centralización y deficiencias de calidad en la información ambiental y del avance de las políticas ambientales, lo cual obstaculiza el seguimiento [11].

En este contexto, los planes de gobierno proponen crear o ampliar las facultades de entidades con funciones en materia ambiental, como la creación del Vice Ministerio de Desarrollo Forestal y Biodiversidad del MIDAGRI (VN); fortalecer el MINAM, OEFA, y el Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental. También incorporar la Evaluación Ambiental Estratégica.(JP); o debatir la adscripción del SERFOR y la ANA al MINAM (JP).

Consideramos que antes que crear nuevas entidades, es necesario aumentar las capacidades del Ministerio del Ambiente para ejercer la rectoría de la política ambiental, y fortalecer las capacidades de las entidades ambientales subnacionales.

.

Cambio climático

Al año 2018, el 81% de las emergencias en el primer semestre se debieron a fenómenos climáticos. En 2017, las pérdidas económicas por inundaciones sumaron US $3.000 millones. En 2019, más de 1,7 millones de personas vivían en zonas con riesgo alto o muy alto por heladas y friajes. 

Todos los planes de gobierno plantean soluciones para mitigar el cambio climático basadas en la promoción de energías renovables , economía circular, conservación y captura de carbono en bosques, transporte “limpio”, y reforestación. Pero solo VN menciona las Contribuciones Nacionalmente Determinadas que constituyen el compromiso del Perú para enfrentar el cambio climático en el marco del Acuerdo de París, o la Estrategia Nacional sobre Cambio Climático. Incluso plantea crear un Viceministerio de Cambio Climático y Desertificación. Solo JP menciona la transversalización de esta problemática en  los planes subnacionales. Si no se articulan las medidas para enfrentar el cambio climático en una política nacional que involucre a todos los sectores y niveles de gobierno los resultados serán insatisfactorios.

.

Bosques

La deforestación -sobre todo en la Amazonía- relacionada a la agricultura, tala, minería, y construcción de carreteras constituye el principal sector de emisiones de gases de efecto invernadero[12] y contribuye a la pérdida de biodiversidad.

La mayor parte de las propuestas se orientan a la inversión en forestación y reforestación (RP,  FP,  VN, JP), algunos en grandes extensiones (RP, VN) con  la creación de un Programa masivo de semilleros y viveros forestales (FP) . Otros partidos privilegian el manejo forestal comunitario y la participación de las comunidades en un Sistema Nacional de Veedurías Forestales (JP), la creación de clusters o redes para la reforestación y valor agregado (VN)  o la prohibición o limitación de monocultivos (VN, JP). Otro punto en común es la lucha contra la tala ilegal, y hay propuestas de cambios en la institucionalidad, como la creación de una Autoridad de Bosques.

Sin embargo, la mayor parte de estas propuestas chocan con las políticas de incentivos para inversiones que vienen debilitando al Sector Ambiente. Y es preocupante el énfasis de gran parte de los planes de gobierno en promover grandes plantaciones forestales, que no pueden ser equiparadas con los bosques naturales y que pueden terminar siendo una amenaza para la biodiversidad.

En resumen, los planes que nos parecen más integrales, aunque con algunas deficiencias, son los de Juntos por el Perú y Victoria Nacional, que proponen medidas más desarrolladas; mientras que Fuerza Popular, Acción Popular y Renovación Popular tienden a señalar sus intenciones más que a  plantear propuestas concretas. Los candidatos a la presidencia de la República deberían tener en cuenta que el desarrollo del país no puede lograrse a costa de la sostenibilidad ambiental. El modelo actual de desarrollo basado en la explotación de recursos naturales y la gran inversión privada debe reconocer las externalidades negativas que genera y las políticas públicas deben tener como objetivo que el progreso económico sea compatible con la protección del medio ambiente.

.


* Coordinadora del Programa de Cambio Climático y Agricultura Sustentable del CEPES

[1]INEI . (2020). “Perú. Anuario de estadísticas ambientales 2020”. Lima.  https://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/publicaciones_digitales/Est/Lib1760/libro.pdf

[2] MINAM (2020b) “Diagnósticos de la situación de  las brechas de infraestructura o de acceso a bienes/servicios”. https://www.minam.gob.pe/oficina-general-de-planeamiento-y-presupuesto/wp-content/uploads/sites/139/2019/04/Diagnostico-de-la-situacion-de-brechasSector-Ambiente.pdf

[3] MINAGRI (2016) “Rumbo a un Programa Nacional de Siembra y Cosecha de Agua, del Ministerio de Agricultura y Riego” 

[4] CEPLAN (2011) “Plan Bicentenario: el Perú hacia el 2021”. file:///C:/Users/Beatriz/Desktop/Planes%20de%20gobierno/plan_bicentenario_ceplan_index.pdf  

[5] MINAM (2020b) op. cit.

[6] MEF, MINAM (2020) Formulación de proyectos de inversión de servicios ecosistémicos en regulación hídrica”

[7] OCDE (2016) “Evaluaciones del desempeño ambiental PERÚ. Aspectos destacados y recomendaciones”.

[8] MINAM (2020b) op.cit 

[9] MINAM (2020b) op cit.

[10] OCDE-CEPAL (2016)  op. cit.

[11] La Negra, Ivan. (2021) «Política ambiental y cambio climático«.

[12] LaNegra, Ivan (2021) op.cit.

A %d blogueros les gusta esto: